La lactancia materna podría ser clave para la salud

0
104

La Semana Mundial de la Lactancia Materna se lleva a cabo del 1 al 7 de agosto en más de 170 países. El propósito de esta celebración es promover la lactancia materna, un acto natural, y contribuir a mejorar la salud de los bebés en todo el mundo.

Dia de la Lactancia Materna
Dia de la Lactancia Materna

La Semana Mundial de la Lactancia Materna fue oficialmente proclamada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y UNICEF en 1992.

Esta declaración coincidió con el aniversario de la Declaración Innocenti, formulada por líderes de ambas organizaciones en agosto de 1990, con el objetivo de proteger, promover y respaldar la lactancia materna.

Sin embargo, en Europa y también en España, debido a que agosto es un mes de vacaciones, la Semana de la Lactancia Materna se celebra en octubre.

Origen de esta celebración

La elección de esta fecha se basa en el cálculo de que, si un embarazo comenzara el 1 de enero, la semana 41 del año, en octubre, sería el momento probable del parto y el inicio de la lactancia. Por lo tanto, se ha designado el primer domingo de octubre como el momento para celebrar la Semana Mundial de la Lactancia Materna en nuestro país.

Durante estos días, se llevan a cabo diversas actividades al aire libre en todo el mundo para promover la lactancia

Además, se lee un manifiesto elaborado por la World Alliance for Breastfeeding Action (WABA), la organización responsable de organizar el evento cada año.

Consejos para una lactancia materna óptima

Es crucial que se facilite la lactancia materna a las madres desde el mismo momento del nacimiento, y esto implica directamente a los profesionales de la salud, como matronas, médicos y enfermeros/as, así como a los hospitales.

Los grupos de apoyo a la lactancia suelen recomendar las siguientes prácticas:

  • Colocar al recién nacido en el pecho de su madre hasta que realice la primera toma, siempre y cuando tanto el bebé como la madre estén sanos. Las dos primeras horas son fundamentales, ya que el recién nacido tiene un fuerte reflejo de succión.
  • Ofrecer el pecho a demanda. Un recién nacido puede realizar entre 8 y 12 tomas al día, aunque podría ser más.
  • Durante la toma, la composición de la leche materna varía, siendo más rica en grasas al final. Por lo tanto, se recomienda que el bebé vacíe completamente un pecho antes de ofrecerle el otro, para garantizar una adecuada alimentación y prevenir la acumulación de gases.
  • Comprobar que el agarre y la succión son correctos para evitar la aparición de grietas en los pezones.
  • Evitar el uso de chupetes hasta que la lactancia esté correctamente establecida. Durante las primeras 4 o 6 semanas, se recomienda no ofrecer chupetes ni tetinas.
  • No se aconseja el uso continuado de pezoneras.
  • Si se necesita ayuda, es importante buscar asesoramiento en grupos de apoyo a la lactancia.
  • No hay que preocuparse si el bebé se está alimentando correctamente, siempre y cuando esté aumentando de peso, moje al menos 5 pañales en 24 horas y tenga deposiciones (las cuales pueden variar, desde hacer una cada 48 horas hasta 6 o 7 al día).

También te puede interesar: «Menores y Redes Sociales ¿Cómo los controlamos?»