Discapacidad y envejecimiento ¿van de la mano?

0
55

Enfermedad, discapacidad y envejecimiento son elementos relacionados con el desarrollo vital de las personas.

residencias geriátricas envejecimiento y discapacidad

A medida que pasa el tiempo aumentan las posibilidades de que aparezcan problemas de salud asociados con la vejez de nuestro organismo, derivando en la aparición de discapacidades de cualquier tipología.

Para concienciar a la población de la importancia de las dificultades que la discapacidad puede ocasionarnos durante nuestra vida, el 3 de diciembre se celebra el Día de las Personas con Discapacidad con la finalidad de visibilizar lo que puede ser el día a día sin hacer tareas cotidianas y como las personas que lo sufren se adaptan a tales circunstancias.

Normalmente las personas con discapacidad previa al envejecimiento muestran actitudes ante las consecuencias de envejecer, de una manera muy normal y con menores problemas sicológicos.

Sin embargo, las personas que por el envejecimiento empiezan a sentir problemas de discapacidad, son aquellas que necesitan un trato diferente y más especializado.

Porque la mayoría no lo aceptan y se ven mucho más afectados mentalmente.

Estos problemas de salud no afectan a un pequeño sector de la población española. Según datos del Instituto Nacional de Estadística existen 2,63 millones de personas con discapacidad mayores de 65 años.

¿Cuáles son los tipos de discapacidad?

  • Discapacidad física. Se refiere a los límites de movilidad de la persona, que puede llegar a ser solo problemas para moverse con normalidad o una nula respuesta de esta capacidad. Lo más común entre los mayores son los problemas en los huesos o la artritis.
  • Discapacidad sensorial. La persona pierde total o parcialmente las capacidades de cualquiera de sus cinco sentidos. En nuestro país, la principal causa de este problema es el ictus que normalmente deja secuelas que afectan al habla, a la visión o a la audición.

¿Por qué elegir una residencia de ancianos?

Con el fin de dar solución a todos aquellos problemas derivados de la discapacidad en una persona mayor, residencias geriátricas como Ballesol ofrecen Unidades de Ortogeriatría para analizar y valorar de manera más personalizada a cada individuo, gracias a un programa de rehabilitación precoz, adaptado y especializado por sus fisioterapeutas.

Los centros de recuperación funcional son una muy buena alternativa para mitigar los efectos de las enfermedades que derivan en discapacidades y Ballesol cuenta con las mejores residencias de ancianos especializadas, donde los cuidados específicos de cada paciente son resueltos por los mejores profesionales del sector.

Además, en Ballesol ofrecen cuidados adaptados a la persona, desde la recuperación de una fractura de cadera hasta respiro familiar, para las personas que necesiten actuaciones médicas que requieran de una cirugía, para mitigar los efectos de dichas discapacidades y ayudar a la recuperación de las personas y la conciliación de sus familias.