El trastorno bipolar: la salud de los mayores importa

0
231

El Día Mundial del Trastorno Bipolar se celebra cada año el 30 de marzo para concientizar sobre esta condición mental y para promover la comprensión y el apoyo para aquellos que viven con ella.

Día Mundial del Trastorno Bipolar
Día Mundial del Trastorno Bipolar

La terapia psicológica puede ser altamente beneficiosa para los ancianos que presentan signos de tristeza excesiva.

En algunos casos, la pérdida de un ser querido reciente o la sensación de soledad pueden desencadenar un estado de ánimo depresivo en los ancianos, lo que los hace más susceptibles a padecer trastornos mentales difíciles de tratar.

Es por esta razón que la terapia psicológica es especialmente crucial para los ancianos.

Es cierto que algunos ancianos no comprenden la importancia de mantener una salud mental óptima, lo que puede dificultar persuadirlos para buscar terapia.

No obstante, podemos comenzar por tener conversaciones con los miembros de su entorno cercano, y gradualmente presentar la idea de la terapia.

Es importante tener en cuenta que cualquier trastorno mental que experimente el anciano puede afectar significativamente su calidad de vida.

El trastorno bipolar en ancianos

Este trastorno tiene un impacto significativo en el desarrollo cognitivo, ya que puede afectar sus funciones mentales.

Además, los ancianos que lo padecen pueden experimentar dificultades para manejar sus emociones y sentirse inestables.

Por ejemplo, si un anciano es diagnosticado con trastorno bipolar, puede experimentar cambios significativos en su estado de ánimo, con picos altos de euforia (episodios de manía o hipomanía) y picos bajos que pueden sumirlo en un episodio de depresión.

Aproximadamente el 20% de los casos de trastorno bipolar se desarrollan en personas mayores de 65 años, y el primer síntoma suele ser la depresión.

Además, se estima que el 30% de los primeros episodios maníacos ocurren en esta misma franja de edad.

Es fundamental evitar realizar autodiagnósticos en el caso de nuestros mayores.

Si notamos cambios significativos en su patrón de sueño, nivel de actividad, comportamiento o cordura, es importante buscar la ayuda de un especialista en salud mental, como un psicólogo o psiquiatra.

Estos profesionales están capacitados para llevar a cabo una evaluación exhaustiva y garantizar un diagnóstico preciso.

Síntomas del trastorno bipolar

Los síntomas del trastorno bipolar pueden variar, y es importante estar atentos a cualquier señal que nuestro mayor pueda estar experimentando.

A continuación, presentamos algunos de los síntomas más comunes:

  • Pensamientos recurrentes e intrusivos.
  • Dificultad para expresar ideas de manera clara y coherente.
  • Incoherencia en la comunicación verbal.
  • Crisis de ansiedad o nerviosismo.
  • Sentimientos intensos de angustia y desesperación.

Es importante tener en cuenta que estos síntomas pueden variar según el tipo de episodio que esté experimentando el paciente y es fundamental acudir a un especialista para un diagnóstico preciso.

¿Por qué elegir una residencia de ancianos?

En una residencia ancianos están capacitados desde un punto de vista sociosanitario, estructural y tecnológico para contar tanto con residentes autónomos como personas mayores que presenten diferentes grados de dependencia, mejorando la calidad de vida del usuario y las familias, brindando una adecuada cobertura de sus necesidades.

Ballesol pone a tu disposición, a lo largo de la geografía española, residencias que cuentan con unidades especializadas con las mejores comodidades, destinadas a:

  • Personas mayores de 60 años.
  • Personas autónomas.
  • Personas con autonomía reducida.
  • Personas con diferentes grados de dependencia.
  • Personas que precisan de cuidados de profesionales expertos, por ejemplo, para estancia tras intervención osteoarticular, recuperaciones post-operatorias
  • Personas con diferentes tipos de demencia: residencias Alzheimer, demencia avanzada…
  • Personas que presenten diferentes tipos de trastornos neurológicos: sensitivo-motores, hemiplejias, paraplejias, secuelas de politraumatismos severos, susceptibles que necesiten una residencia rehabilitación, recuperaciones de ictus, etc.
  • Personas diagnosticadas de: Síndrome de Down, Síndrome de Usher, oligofrenias severas, enfermedad de Huntington, esquizofrenia, otros trastornos, Parkinson –residencia de mayores Parkinson-.
  • Personas que por consecuencia de pérdidas anatómicas o funcionales, necesiten la asistencia de otra persona para realizar las actividades básicas de la vida diaria y buscan, por ejemplo, una residencia para personas con artritis.
  • Personas que no necesiten atenciones de forma continuada en instituciones sanitarias pero si de profesionales de la salud, por ejemplo, una residencia con fisioterapia.
  • Personas que, por descanso de un familiar –respiro familiar– necesitan el apoyo de la residencia de forma temporal.

#Residencia de ancianos dependientes

#Residencia para autónomos

#Residencia de mayores Parkinson

#Precio residencia ancianos

#Tramitar la ley de dependencia

#Apartamentos para personas mayores

#Residencias de tercera edad

#Residencia rehabilitación

#Residencias de Ancianos Lujo

#Precio residencia ancianos

También te puede interesar: «¿Cómo afecta la obesidad en los adultos mayores?»