Con un simple abrazo, podemos ganar un día de vida

0
198

Cada 21 de enero celebramos el Día Internacional del Abrazo, un día que nació como una sencilla reflexión del estadounidense Kevin Zaborney y rápidamente cobró relevancia en todo el mundo.

día internacional del abrazo, residencia de ancianos

El Día Internacional del Abrazo se celebra cada 21 de enero debido a que en los años 80, en Estados Unidos, Kevin Zaborney, psicólogo por la Universidad de Michigan y con maestría por la Universidad de Boston, consideraba que la gente estaba muy estresada en general, y que si se abrazaran con mayor frecuencia, les ayudaría a mejorar su salud física, emocional y espiritual.

Y no estaba equivocado, ya lo decía Pablo Coelho:

“Cada vez que abrazamos a alguien, ganamos un día de vida”.

Zaborney logró que desde 1986, cuando la empresa Chase distribuyó su Calendario de Evento Anuales, incluyera el Día Nacional del Abrazo, algo que más tarde cruzó fronteras.



Beneficios de un simple abrazo

La lista de beneficios de un acto tan simple como abrazarse, es larga:

  • Aporta seguridad: El ser humano es muy frágil por naturaleza, sobre todo cuando somos bebés, así que una buena dosis de abrazos nos ayuda a sentirnos seguros y confiados.
  • Provoca placer: Cada vez que abrazamos a alguien o nos abrazan nuestro cerebro segrega dos sustancias que son la dopamina y la serotonina, ambas reducen el estrés y juntas proporcionan calma, tranquilidad y sosiego.
  • Cubre nuestras necesidades afectivas: Una persona necesita diariamente 14 abrazos para sentirse plenamente querido. Las personas que no muestran afecto sufren de algo que en psicología se conoce como hambre de piel y no es más que la necesidad de contacto humano.
  • Permite funcionar mejor: Cada abrazo nos ayuda a centrarnos y mantenernos felices y funcionales cada día.
  • La mejor cura contra la timidez: Permite a las personas tímidas entrar en confianza, ser más abiertos, espontáneos y seguros de sí mismos.
  • Disminuye la presión arterial: Las personas que no tienen mucho contacto físico poseen una frecuencia cardiaca y una presión arterial mucho más alta que las personas que reciben abrazos de manera frecuente.

Abrazos que emocionaron al mundo



Un abrazo es algo que nunca va a desaparecer, ni siquiera cuando nos hemos visto obligados a permanecer separados o guardando la distancia, hemos buscado la manera de no perder la muestras de afecto.

Un ejemplo de ello es una residencia de ancianos en Barcelona, Ballesol Fabra i Puig, donde encontraron la manera de cuidar sobre la excelencia.

El fotógrafo español Emilio Morenatti, supo captar la sensibilidad y la profesionalidad en dos instantáneas que no dejaron indiferente a nadie, ganando con ellas el Premio Pulitzer de Fotografía en 2021.

El Arco de los abrazos fue la iniciativa que convirtió a las residencias de mayores BALLESOL en pioneras en mantener los afectos tan vivos como las emociones y los vínculos familiares.

Aquel impulso de imaginación e improvisación de los profesionales de las residencias de esta compañía, crearon marca, una manera espontánea pero segura de acercar los besos, cerrar los abrazos y reducir las distancias con seguridad.



“Quédate con quien te cubra del frío, te cobije ante el miedo y te cuide del mal; y todo eso suceda con un abrazo”. El Principito – Antoine Saint-Exupéry