La complicación de la neumonía en las personas mayores

0
52

Hoy, 12 de noviembre se celebra el Día Mundial contra la Neumonía, una fecha para sensibilizar a la sociedad sobre esta problemática y sus posibles soluciones.

España es el tercer país de la Unión Europea con mayor índice de neumonía y el número de casos crece cada año más.

Más del 40% de los enfermos de neumonía, con edad superior a 65 años, acaba presentando algún tipo de complicación que obliga a su ingreso hospitalario.

neumonía en las personas mayores

¿Qué es neumonía y por qué se da?

La neumonía es una enfermedad que afecta a los alvéolos pulmonares, que son pequeñas bolsas de aire donde se produce el intercambio de gases entre el aire que respiramos y la sangre que circula por el organismo. Se produce cuando algún agente infeccioso, como virus, bacterias u hongos, invade los alvéolos y provoca una inflamación que dificulta la oxigenación de la sangre y la eliminación del dióxido de carbono.

Tipos de neumonía

Los tipos más frecuentes son:

  • Neumonía de origen bacteriano
  • Neumonía de origen viral
  • Neumonía por aspiración

¿Cómo afecta a las personas mayores?

Estos son algunos de los signos más frecuentes de la neumonía en las personas mayores:

  • Tos constante: Al principio puede ser una tos seca y luego pasar a una tos con expectoración, que implica la expulsión de flema o mucosidad.
  • Fiebre: Los mayores pueden tener fiebre alta o una temperatura un poco elevada. No obstante, algunos pueden tener temperaturas corporales normales o bajas, lo que puede dificultar el reconocimiento de la enfermedad.
  • Problemas para respirar: La neumonía puede provocar problemas para respirar, especialmente durante el ejercicio físico o incluso en reposo.
  • Dolor en el pecho: Algunas personas mayores pueden sentir dolor o incomodidad en el pecho al inhalar profundamente o toser.
  • Debilidad general: La neumonía puede generar una sensación de debilidad o cansancio en las personas mayores. Pueden sentirse más agotados de lo normal y tener dificultades para realizar actividades cotidianas.
  • Confusión: En algunos casos, puede alterar el estado mental de las personas mayores, causando confusión o cambios en la claridad mental.
  • Pérdida de apetito: Los ancianos con neumonía pueden experimentar una reducción del apetito, lo que puede conducir a una pérdida de peso no deseada.

Si una persona mayor tiene alguno de estos signos, es importante buscar atención médica de inmediato. El médico hará un examen físico y puede solicitar pruebas adicionales, como radiografías de tórax o análisis de sangre, para confirmar el diagnóstico.

Tambien te puede interesar:
Top 5 alimentos que te ayudarán a cuidar tu visión
El Alzheimer: la enfermedad invisible