El desarrollo humano y la conservación del planeta: Día de la Educación Ambiental

0
106

El 26 de enero se celebra el Día Mundial de la Educación Ambiental, una efeméride que busca sensibilizar a las personas para que sepamos distinguir la poca diferencia que existe entre el desarrollo humano y la conservación de nuestro planeta.

educación ambiental

Durante muchos años se vio al medio ambiente como una fuente inagotable de recursos, pero hoy en día se reconoce que existe un delicado equilibrio entre el entorno y el hombre, por lo que si este no toma conciencia de sus actos puede acarrear graves consecuencias para todos los habitantes del planeta.

¿Qué es la educación ambiental?

Vivimos en una sociedad en la que no llegamos a darnos cuenta de la importancia de cuidar nuestro hogar, ya que sólo tenemos uno.

La educación ambiental busca formar a una ciudadanía que forme valores, aclare conceptos y desarrolle las habilidades y las actitudes necesarias para una convivencia armónica entre los seres humanos, su cultura y el medio donde habitamos.

Según la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, los componentes de la educación ambiental son:

  • Conciencia y sensibilidad ante el ambiente y los desafíos ambientales.
  • Conocimiento y entendimiento del ambiente y los desafíos ambientales.
  • Actitudes de preocupación por el ambiente y de motivación por mejorar o mantenerla calidad ambiental.
  • Habilidades para identificar y contribuir a resolver los desafíos ambientales.
  • Participación en actividades que contribuyan a resolver los desafíos ambientales.

¿Qué podemos hacer para poner en práctica la educación ambiental?


A veces podemos caer en la tentación de pensar que algunos problemas mundiales, como cuidar el planeta, dependen de la acción de gobiernos y empresas más que de uno mismo.

Pero lo cierto es que depende más de nosotros de lo que pensamos.

A continuación, verás 6 maneras de cuidar el planeta en nuestro día a día:

  1. Ahorrar agua: El agua no es un recurso ilimitado.
  2. Utilizar el transporte público, montar en bici o caminar es menos contaminante.
  3. Reutilizar y restaurar: Por ejemplo, reutiliza la ropa, dona libros, compra objetos de segunda mano o restaura muebles antes de tirarlos. Puedes incluso reutilizar botellas de plástico para crear pequeños inventos.
  4. Reciclar.
  5. Apagar la luz de las estancias en las que no estés.
  6. Comprar con responsabilidad.