Parkinson: La enfermedad que afecta a 1 de cada 100 personas mayores

0
87
Parkinson
Parkinson

Hoy 11 de abril es el Día Mundial del Parkinson, para concienciar a la población sobre esta enfermedad neurodegenerativa, que representan un desafío significativo para la salud pública mundial.

¿Qué es el Parkinson y que lo produce?

La enfermedad de Parkinson es un trastorno neurológico degenerativo y crónico que afecta principalmente el sistema motor del cuerpo.

Esta enfermedad se desarrolla gradualmente y es conocida por provocar serios daños neuronales, lo que resulta en dificultades significativas para controlar y coordinar movimientos corporales, así como rigidez en los músculos.
La condición se manifiesta cuando las neuronas encargadas de producir dopamina, un neurotransmisor esencial para la regulación del movimiento, cesan su actividad, desencadenando así los síntomas del Parkinson.

Te puede interesar: residencia de mayores Parkinson de Ballesol

residencia de mayores parkinson

Esta patología se posiciona como la segunda más común dentro de las enfermedades neurodegenerativas, siendo superada únicamente por el alzhéimer en personas mayores.

Los signos del Parkinson se presentan de manera gradual y comienzan afectando áreas específicas como las manos, brazos, piernas y rostro. Con el tiempo, estos síntomas se expanden afectando la motricidad en general, causando temblores involuntarios, problemas de equilibrio y una coordinación deficiente.

La enfermedad de Parkinson se caracteriza principalmente por cuatro síntomas:

  • Temblor involuntario que afecta extremidades como manos, brazos, piernas, así como la mandíbula o la cabeza.
  • Rigidez de los músculos, que se mantienen tensos y contraídos por períodos prolongados.
  • Bradicinesia o lentitud en los movimientos, que impacta la agilidad natural del cuerpo.
  • Alteración del equilibrio y coordinación muscular, incrementando el riesgo de caídas.

Además de los síntomas principales, existen otros síntomas que pueden aparecer:

  • Cambios emocionales y depresión.
  • Dificultades para deglutir, masticar y hablar.
  • Problemas urinarios o constipación.
  • Afecciones cutáneas.

Los signos iniciales de Parkinson son sutiles y se desarrollan gradualmente

Entre ellos se encuentran temblores leves, problemas para levantarse de una silla o dificultades en el habla y la escritura. A menudo, amigos o familiares son los primeros en detectar estos cambios en las etapas tempranas, notando falta de expresión facial o movimientos anormales en extremidades.

Con el progreso de la enfermedad, se puede desarrollar un patrón de marcha característico del parkinsonismo, que incluye inclinación hacia adelante, pasos cortos y rápidos y disminución del movimiento en los brazos. También es común enfrentar dificultades para iniciar o mantener un movimiento.

¿Cómo se empieza a manifestar el Parkinson?

Los síntomas suelen manifestarse primero en un lado del cuerpo o incluso en una sola extremidad y, aunque la enfermedad eventualmente afecta ambos lados, puede permanecer más severa en uno de ellos.

Antes de la aparición de la rigidez y los temblores, es posible experimentar problemas para dormir, estreñimiento, pérdida del sentido del olfato y síndrome de piernas inquietas.

Estos pueden ser signos tempranos de Parkinson y aunque algunos son comunes con el envejecimiento normal, es crucial consultar al médico si se agravan o interfieren con las actividades cotidianas.

Terapias y avances contra la enfermedad

Las terapias para el Parkinson buscan mitigar el avance de la enfermedad

Incluyen ejercicios físicos para mejorar la movilidad y autonomía, psicoterapia, logopedia y musicoterapia, con resultados alentadores. Un estudio en España explora la terapia de realidad virtual para estimular el movimiento cerebral.

En las Residencias de Mayores Parkinson de Ballesol, se adaptan a las necesidades de cada residente, combinando el entrenamiento físico y cognitivo con actividades de ocio y tiempo libre, así como terapias no farmacológicas, lo que mejora su calidad de vida.

La rehabilitación y la actividad física representan una de las formas más efectivas de incrementar la calidad de vida de las personas con Parkinson. Estos ejercicios se enfocan en facilitar los movimientos cotidianos, como levantarse de una silla o caminar.

Tambien te puede interesar:
Cáncer: La enfermedad que provoca millones de muertes al año
¿Cómo tratar la soledad no deseada en adultos mayores?

Residencia Tercera Edad
Residencias para Mayores
Precio de una residencia de ancianos
Apartamentos para personas mayores
Residencia de personas mayores
Residencias de Tercera Edad

Residencia geriátrica