Día de los Abuelos Digitales en Ballesol

0
294
SeleccS5 75
SeleccS5 75

En la actualidad, se puede apreciar una brecha generacional en el uso de las nuevas tecnologías digitales, siendo este grupo de la sociedad el más perjudicado y afectado, ya que se ven obligados a adaptarse a los avances tecnológicos con el fin de evitar el aislamiento.

Residente y enfermera de Ballesol durante el Taller Digital
Residente y enfermera de Ballesol durante el Taller Digital

Además, el uso de estas nuevas tecnologías ofrece diversos beneficios a nivel individual, permitiendo a las personas mayores ser más activas e independientes, promoviendo el envejecimiento activo y facilitando la comunicación con sus seres queridos y su entorno.

Existen dos áreas principales donde se pueden observar los beneficios del uso de las tecnologías: la cognitiva y la emocional. En el ámbito cognitivo, estas prácticas actúan como estímulos para las funciones mentales, especialmente la memoria y la atención. Además, permiten el desarrollo de habilidades como el razonamiento, la toma de decisiones, la inteligencia espacial y las funciones ejecutivas.

Las nuevas tecnologías son herramientas efectivas para frenar o retrasar la aparición de patologías asociadas al deterioro cognitivo, como el inicio de demencias o el Alzheimer.

A nivel emocional, los dispositivos digitales se convierten en herramientas necesarias para sentirse integrados en la sociedad. Se observa un incremento en el bienestar, mejorando el sentimiento de utilidad y la autonomía personal, fortaleciendo la independencia y fomentando la actividad.

Talleres Digitales en las Residencias de Ancianos Ballesol

Es importante destacar que los talleres de Nuevas Tecnologías organizados por Ballesol en cada residencia ancianos surgieron como respuesta a los efectos provocados por la pandemia en la población en general, como la falta de comunicación, la soledad y el aislamiento social.

Durante el período de confinamiento, los centros de Ballesol facilitaron la comunicación con las familias y amigos mediante llamadas y videollamadas.

Como resultado, uno de los principales beneficios es mejorar la comunicación de manera más independiente, evitando así el aislamiento social y reduciendo los síntomas de ansiedad.

En última instancia, se trata de ver la vejez como una oportunidad personal de crecimiento.

Como resultado de los talleres y al observar los diferentes problemas y situaciones que surgieron durante su desarrollo, como profesionales, nos brindan algunos consejos para el buen uso de las tecnologías:

  • Evitar sobresaturarte de información para poder ser consciente de tu propio aprendizaje y no perder la motivación diaria.
  • Mejorar la accesibilidad de los dispositivos para adaptarlos a tu nivel físico y cognitivo, de manera que te sientas seguro al utilizarlos.
  • Participar en charlas realizadas en el centro para conocer los fraudes en Internet.
  • Valorar los avances y conocimientos adquiridos, sin menospreciarte a ti mismo.

También te puede interesar: «Vacaciones para todos: la campaña de Ballesol para este verano»

¿Por qué elegir una residencia de ancianos?

En una residencia ancianos están capacitados desde un punto de vista sociosanitario, estructural y tecnológico para contar tanto con residentes autónomos como personas mayores que presenten diferentes grados de dependencia, mejorando la calidad de vida del usuario y las familias, brindando una adecuada cobertura de sus necesidades.

Ballesol pone a tu disposición, a lo largo de la geografía española, residencias que cuentan con unidades especializadas con las mejores comodidades, destinadas a:

  • Personas mayores de 60 años.
  • Personas autónomas.
  • Personas con autonomía reducida.
  • Personas con diferentes grados de dependencia.
  • Personas que precisan de cuidados de profesionales expertos, por ejemplo, para estancia tras intervención osteoarticular, recuperaciones post-operatorias
  • Personas con diferentes tipos de demencia: residencias Alzheimer, demencia avanzada…
  • Personas que presenten diferentes tipos de trastornos neurológicos: sensitivo-motores, hemiplejias, paraplejias, secuelas de politraumatismos severos, susceptibles que necesiten una residencia rehabilitación, recuperaciones de ictus, etc.
  • Personas diagnosticadas de: Síndrome de Down, Síndrome de Usher, oligofrenias severas, enfermedad de Huntington, esquizofrenia, otros trastornos, Parkinson –residencia de mayores Parkinson-.
  • Personas que por consecuencia de pérdidas anatómicas o funcionales, necesiten la asistencia de otra persona para realizar las actividades básicas de la vida diaria y buscan, por ejemplo, una residencia para personas con artritis.
  • Personas que no necesiten atenciones de forma continuada en instituciones sanitarias pero si de profesionales de la salud, por ejemplo, una residencia con fisioterapia.
  • Personas que, por descanso de un familiar –respiro familiar– necesitan el apoyo de la residencia de forma temporal.

#Residencia de ancianos dependientes

#Residencia para autónomos

#Residencia de mayores Parkinson

#Precio residencia ancianos

#Tramitar la ley de dependencia

#Apartamentos para personas mayores

#Residencias de tercera edad

#Residencia rehabilitación

#Residencias de Ancianos Lujo

#Precio residencia ancianos